fbpx

La mujer había dejado su auto para que lo arreglen, empleados del taller usaron su auto, manejaron ebrios y lo dañaron.

Un insólito hecho ocurrió en Tunuyán, cuando Eliana dejó su auto en un taller luego de sufrir un choque. La mujer fue a buscar el vehículo y no estaba porque había sido usado por un empleado del taller mecánico y secuestrado por la policía.

La mujer explicó que por el acuerdo de franquicia de su seguro, debió llevar el auto al taller «Olguin» de calle Guisasola el 20 de agosto.

«El 22 de agosto me llama Esteban Olguin diciendo que el auto estaba secuestrado en Zapata porque el auto había sido usado para auxiliar a una persona, hecho que es mentira, ya que cuando fui a retirar el auto a Zapata, el auto estaba todo rayado,en su interior tenía manchas de vino, destapador, cds, el parasol roto, le habían sacado hasta los apoya cabeza» comentó indignada.

La víctima, contó a Diario NDI que para poder sacar el vehículo de donde se encontraba secuestrado y que por imágenes de las cámaras de seguridad del departamento, se puede ver donde el joven conductor Franco Gabriel Torres, jugaba picadas.

«Hasta ahora han pasado 2 meses y no he tenido la devolución del pago de la multa, seguro Rivadavia tampoco se quiere hacer cargo de pagar la multa. Desconocen todo. Me siento desamparada, ya se radicó la denuncia a la Policía pero uno va al seguro y te lo destrozan»explicó la dueña del vehículo.

Dejanos Tu comentario