Dámaris Alvarez tiene hipoacusia y su obra social no responde desde hace un año.

Los casos de personas que reclaman por sus derechos frente a las obras sociales son interminables. El acceso a respuestas rápidas por parte de los organismos de salud se hace aún más dificultoso en zonas como el Valle de Uco, donde no hay oficinas de atención a los pacientes y usuarios.

Dámaris Álvarez tiene nueve años y vive en Colonia Las Rosas, Tunuyán. Desde los 3 años que tiene pérdida del oído. Diario NDI pudo hablar con su mamá Yesica, quien contó la situación de su hija.

«Mi hija tiene hipoacusia desde los 3 años de edad, su obra social es Incluir Salud, ex PROFE. Hace un año que está sin sus audífonos, la obra social que ella tiene no se hace cargo de los repuestos y si pido cambio de equipo estoy en la misma, no me ayudan. Todos los meses me descuentan y no me ayudan en nada» explicó Yésica Olguín.

El costo de los elementos, en este caso audífonos, es el gran problema que afrontan las personas que tienen hipoacusia. «Los implantes cocleares son muy costosos, ellos permiten que el sonido llegue al cerebro y es lo que necesita mi hija para poder continuar en la escuela».

¿Querés colaborar con Dámaris? Comunicate con su mamá al 262 257-4044

Dejanos Tu comentario