ecuador toma rehenes tc
alarma

Terror en Ecuador: encapuchados entraron a un canal de televisión y tomaron a los trabajadores de rehenes

Hombres con fusiles y granadas irrumpieron en los estudios de TC Televisión, el canal público de Guayaquil, durante una transmisión en vivo.

Una emisión en directo de la cadena de televisión ecuatoriana TC fue interrumpida el martes por personas encapuchadas y armadas, que obligaron al personal a tumbarse en el suelo, mientras se oían disparos y gritos.

Más tarde se vio a algunos de los encapuchados salir de un estudio de grabación con parte del personal.

El hecho se produjo en medio de los secuestros de al menos siete policías y una serie de explosiones, un día después de que el presidente Daniel Noboa declaró el estado de excepción en el país.

Pasadas las 14 (las 16 de Argentina), un grupo de delincuentes armados y con los rostros cubiertos entró a los estudios y exigieron que se les colocaran micrófonos.

“No se juega con las mafias”, fue una de las pocas frases que se escuchó al aire, en medio del desorden y los gritos de los empleados del canal. Se oyeron también algunas detonaciones.

La señal en directo, que finalmente se cortó, mostraba al personal acurrucado en el suelo de los estudios de TC en Guayaquil, mientras figuras armadas hacían gestos a la cámara. Se escuchó a alguien gritar “policía no”.

La Policía Nacional informó en las redes sociales que sus unidades especializadas estaban desplegadas en el lugar para atender la emergencia.

Noboa, hijo de uno de los hombres más ricos del país, asumió el cargo en noviembre con la promesa de frenar una ola de violencia relacionada con el narcotráfico en las calles y en las cárceles que ha ido en aumento durante años.

Noboa declaró el lunes el estado de emergencia durante 60 días -una herramienta utilizada por su predecesor con escaso éxito-, habilitando patrullas militares, incluso en las prisiones, y estableciendo un toque de queda nocturno nacional.

La medida fue una respuesta a la aparente fuga de Adolfo Macías, líder de la banda criminal Los Choneros, de la prisión donde cumplía una condena de 34 años, y a otros incidentes carcelarios recientes, como la toma de guardias como rehenes.

ETIQUETAS:

+ Noticias