fbpx

Por Franco Moreno.

El Valle de Uco está lleno de artistas que se destacan desde la música, baile y hoy concretamente hablaremos del arte de la pintura.

Hablamos con Renzo Correa, uno de los muralistas tunuyaninos que cada vez impresiona más con sus obras.

Entre sus trabajos más visibles se encuentra el último y más imponente, es el que se llevó a cabo en la clásica Escuela Artística ubicada en San Martín y Aristóbulo del Valle de Tunuyán. Sin embargo, no es la primera que se ha podido apreciar de sus obras, ya que también puso su arte en un Restó frente a la plaza departamental y en el interior de lugares bailables.

Su expresión artística no solo puede disfrutarse en lugares públicos, ¿quien iba a creer que en el interior de una piscina también llevaría sus manos y pinturas? En esta nota te contaremos todo.

Renzo, ¿hace cuanto empezaste con esta pasión por los murales? ¿tenés algún referente?

No hubo un día en específico que yo haya dicho «hoy quiero hacer un mural«. En realidad si te podría decir que desde chico me gusta la ilustración y siempre lo hice, pero hace unos 5 años atrás me propusieron hacer un mural en el interior de una habitación… ese fue mi primer mural.

A medida que iba pasando el tiempo me salían otras propuestas, pero hace 3 años que me dedico al muralismo y lo vengo haciendo muy continuamente, hoy en día hago 2 o 3 por semana.

¿Tu mayor desafío?

Mi mayor desafío fue cuando tuve que hacer una pintura en 3D en el fondo de una piscina. Nunca había manejado dimensiones tan grandes de esa manera ni dibujado en el suelo, tenía que hacer lo mejor posible para que el efecto visual sea perfecto. Lo logré en un lapso de 3 días.

Luego tuve otro reto en el Bar Republic, una muro gigante donde tuvieron que armarme un andamio para poder intervenir esa pared que estaba bastante alta.

¿El lugar donde más te gustaría plasmar tus murales?

De mi punto de vista como muralista me encantaría y es como un sueño también poder pintar algo del tamaño de un edificio.

Acerca de tu última obra, la más imponente y vistosa que está teniendo Tunuyán actualmente.. la ex Escuela Artística.

Esa pintura surgió gracias a un amigo que les contó a los actuales dueños del lugar sobre mis trabajos. Copados por la onda que tenia me contactaron y pudimos llegar a un acuerdo de ideas que en si no estaban tan concretas, más que nada teníamos una base y lo demás fue surgiendo en el momento.

La intención era darle una nueva cara a ese lugar que hacía bastante estaba un poco apagada, por eso trabajé con colores cálidos con la intención de que llamara la atención.

Se podría decir que la primer parte de esa pintura esta lista ya que llegamos a un acuerdo con Rocío la dueña de seguir pintando a medida que vaya pasando el tiempo, en este momento tengo algunas ideas en mente para continuar la pintura de la casa, sólo estoy esperando que se de el momento para que la creación vuelva a suceder.

Dejanos Tu comentario