fbpx

El 28 de agosto de 1948 fue el día en que fueron incorporados sus derechos a la Constitución luego de la reforma de 1949. La fecha sin dudas llama a la reflexión.

Por Daiana Collovati

Fotografía: Alexis Araya

Este miércoles se celebra el día de la ancianidad, quizás para muchos pasará desapercibido, pero hay quienes pausamos nuestras acciones y no sentamos a sentir. En este día, quiero pedirles disculpas a todos los ancianos, en nombre de quienes alguna vez los ignoramos, o de quienes muchas veces no dimos la suficiente importancia a aquellas cosas que para ustedes son verdaderamente importantes.

Podría seguir pidiendo disculpas en nombre de quienes, en algún momento, no los ayudamos a vivir de modo más fácil, o de quienes simplemente no pusieron una mirada sobre ustedes.

Quiero decirles que somos muchos quienes debemos pedirles disculpas, y son innumerables las disculpas que deberíamos pedirles, pero también somos muchos quienes día a día notamos que debemos ser mejores para ustedes.

Somos muchos quienes día a día vemos en ustedes un camino a seguir, una palabra inspiradora, un consejo develador.

Somos demasiados quienes pensamos que llegar a viejo no es algo deseado, pero somos aún más quienes pensamos que tenerlos a ustedes nos ayuda a vivir la vida más atentos, porque ustedes vivieron antes lo que quizás la vida quiera que nos toque luego.

Ojalá la vida nos juntara en la misma etapa, para así entenderlos y comprenderlos de la forma que necesitan; y aunque sabemos que eso no es posible; quiero decirles que somos muchos quienes pausamos nuestras acciones y nos sentamos a sentir, para sentir parecido a ustedes, y quererlos más fuerte como ustedes necesitan…

Dejanos Tu comentario