Profesionales, empresarios e intelectuales se reunieron para debatir sobre un nuevo modelo que impulse a la provincia y la ayude a salir de la crisis.

El diagnóstico que realiza un grupo de personas sobre la situación de Mendoza, los motiva para tratar de impulsar un «nuevo camino» que cambie el rumbo de crisis en la que está sumida la provincia.

Es por eso que este martes 17 de febrero, el encuentro estuvo a cargo de Pablo Lacoste, historiador mendocino destacado, por la Mgter. Roxana del Rosso responsable del Área de Cultura y Patrimonio de la Secretaría Académica de la UNCuyo; y personalidades vinculadas a la vendimia, escenógrafos, directores, por mencionar a alguno de ellos.

También se encontraban presentes personas especialistas en inteligencia artificial de Mendoza, que entienden que poseemos un potencial latente en la región para convertirnos en un polo de desarrollo tecnológico y de software.

La temática en común entre estos actores es la preocupación por una economía regional decreciente, con recursos hídricos escasos y extensiones de tierra cultivada que están siendo reemplazadas por asentamientos urbanos. Como resultado se puede anticipar una crisis económica difícil para la provincia si sigue en este curso.

ECONOMÍA NARANJA

A partir de este punto en común, y tomando como guía conceptos de la Economía Naranja, la cual se centra en invertir en nuevas capacidades, en la innovación, la creatividad y en atraer talento y nutrirlo; se busca potenciar un patrimonio ya existente, basado en valores humanos, tradiciones, costumbres, poner en valor la historia de Mendoza y la independencia latinoamericana, San Martín, como figura central y otorgarle mayor importancia a la conversión del desierto en oasis. Esto con la intención a su vez de que se refleje en la industria del turismo, otro potencial latente con posibilidades de explotación.

En definitiva, fueron abordando temas orientados a enriquecer el abanico de ingresos de Mendoza y su economía, ampliar esa matriz productiva, con otro sustento y que, como resultado se generen nuevas oportunidades laborales. Dentro del abanico de posibilidades se mostraron convencidos de que el nuevo modelo debe comprender un abordaje cultural, invertir en la formación de una identidad regional fuerte, un sentido de patriotismo ciudadano; el cual sólo podrá lograrse estableciendo un plan estratégico en etapas a corto, mediano y largo plazo.

LA IMPORTANCIA DE LO CULTURAL E IDENTITARIO

Por su parte , Ramiro Candia, Presidente de la Asociación de Diseñadores de Mendoza (ADIMZA) mencionó la importancia de los diseñadores en todo este trayecto, siendo estos profesionales quienes poseen un papel fundamental, ya que son los encargados de lograr esta decodificación y correcta comunicación de lo cultural e identitario y tornarlo en productos y/o conceptos entendibles e internalizables por la comunidad.

Cabe mencionar que se trató de una iniciativa con espontáneos deseos de aportar para el crecimiento y conversión de nuestra Mendoza. Ciudadanos, cada uno con una función en el engranaje socioeconómico (empresarios, docentes, artistas, comunicadores, tecnólogos, diseñadores, etc), que poseen la convicción y clara intención de hacer su aporte para lograrlo.
La idea es repetir estas reuniones periódicamente y que se sumen cada vez más integrantes ciudadanos

Dejanos Tu comentario