estación de servicio
estrategia

Nafta por las nubes: el dato que diferencia a Mendoza del resto de las provincias

La caída del consumo de nafta en Mendoza supera el promedio nacional, según indicó el vicepresidente de Amena. Frente a los constantes aumentos de precios, los mendocinos adoptan diversas estrategias para reducir su gasto en combustible, desde cambiar a la nafta súper hasta optar por formas alternativas de movilidad.

La crisis económica y los sucesivos aumentos en el precio de los combustibles han llevado a los mendocinos a replantear sus hábitos de consumo de nafta. Según Domingo Franchetti (en charla con diario UNO), vicepresidente de Amena, la reducción en la carga de combustible en la provincia ha sido significativamente mayor que el promedio nacional, llegando a alcanzar un descenso cercano al 12%.

La escalada en los precios de los combustibles, con cinco aumentos acumulados desde enero, ha impulsado a los consumidores a buscar formas de reducir su gasto en nafta. Entre las estrategias adoptadas se encuentra el cambio de la nafta premium a la súper, motivado por la imposibilidad económica de cargar combustible de mayor calidad.

Esta tendencia se evidencia con mayor intensidad en Mendoza, donde la crisis económica ha golpeado con fuerza los ingresos de los consumidores, obligándolos a ajustar sus gastos en combustible y otros bienes básicos.

La caída en el consumo de nafta se ha manifestado de manera heterogénea en distintas estaciones de servicio, con reducciones que oscilan entre el 20% y el 25% en algunas, mientras que en otras la disminución ha sido más moderada, del orden del 8% al 10%. En el caso del combustible diésel, la baja en el consumo alcanza alrededor del 25%, reflejando el impacto de la crisis en el sector del transporte de carga y pasajeros.

Ante esta situación, los mendocinos han comenzado a buscar alternativas para ahorrar nafta, como aprovechar los días de promociones en algunas estaciones para cargar combustible. Sin embargo, el cambio hacia formas alternativas de energía para vehículos, como el Gas Natural Comprimido (GNC) o la electricidad, se está produciendo de manera lenta debido a los altos costos de conversión y a la falta de infraestructura adecuada en el país.

ETIQUETAS:

+ Noticias

Liga Profesional

Por: Agustin Zamora