fbpx

Las redes sociales, los medios de comunicación y la solidaridad hicieron su tarea y Liliana pudo conseguir su medicamento.

Liliana Alvarez vive en Tupungato y su familia comenzó una cadena de mensajes para conseguir insulina, además de conseguir el medicamento, hizo muchos amigos.

«Soy Alvarez Liliana hoy hago esta nota para agradecer a toda la gente que compartió mi publicación y me ayudo a conseguir mi insulina..principalmente a las periodistas. Srta Daiana Collovati y srta Ana Paula Negri mujeres que sin conocerme se hicieron parte de este pedido, también a la sra Puebla. Maria j Chaca, Alejandra Reinoso y a un montón de gente de gran corazón que ese mismo día me acercaron las lapiceras» expresó Liliana.

El pasado viernes, familiares de Liliana compartieron en redes sociales el pedido «necesito alguien que pueda colaborar, que le haya sobrado una jeringa de forma urgente, mi mamá utiliza 1500 unidades por mes y para mi familia es imposible comprarla» explicaron, a partir de ese momento, cientos de personas comenzaron a compartir la publicación, que llegó a las personas indicadas como son los integrantes de la Asociación Karen Agustina.

«Gracias a la difusión que se genero por las redes conocí a una gran mujer un ángel la sra Norma Martinez de la asociación Karen Agustina…ayuda al diabetico, esta gran mujer ayuda a toda la gente que lo necesita como yo, gente que necesita su insulina..esta institución se encuentra en el departamento de San Carlos…Solamante tengo palabras de agradecimiento igualmente para todas esas personas que me llamaron que fueron muchisimas de Mendoza, Tunuyan, Vista Flores, Maipu, Villa Mercedes, Guaymallen, Godoy Cruz, gracias gracias a todos…La verdad tendrian que ver millones de Norma Martinez, seria bueno que los intendentes del Valle de Uco se juntaran para generalizar esta asociación de ayuda al diabético para todo el Valle de Uco..muchas bendiciones a toda la gente que colaboro un millón de gracias que Dios los bendiga a todos….atte. Álvarez Liliana».

Muchas veces con pequeñas acciones se pueden hacer grandes cosas, sin necesidad de dinero, solo con cariño y ganas de cambiar el mundo.

Dejanos Tu comentario