fbpx

Carla es una de las promesas de la reconocida agencia Multitalent Agency, ha crecido a pasos agigantados en el mundo de la moda. Tal es así que es cara de una de las marcas de ropa y calzado deportivo más importante del mundo como Puma.

Carla Romanini, la joven tunuyanina que dio sus primeros pasos en los escenarios como Reina Departamental de los Estudiantes por Tunuyán en el año 2012, habló con NDI y contó como es su vida siendo modelo en Buenos Aires

A partir del 2012 todo cambió en la vida de la adolescente, luego de coronarse reina departamental de los estudiantes llegó a ser Reina provincial de los Estudiantes representando a Mendoza en 2013 y finalmente ovacionada por más de 20 mil personas en la fiesta denominada «Juntos en Jujuy» donde fue proclamada como la Reina Nacional de los Estudiantes al año siguiente.

Actualmente Carla tiene 23 años y vive en Buenos Aires, es parte de cientos de tapas de revistas y participa de algunas series transmitidas por Netflix como «Go!» y «Millenials».

Carla nos cuenta su experiencia en primera persona

Carli.. ¿Hace cuánto tiempo empezó tu camino en el modelaje? ¿Cómo lo describirías?

El modelaje me gusta desde que tengo uso de razón, desde los 4 añitos le robaba los tacos a mi mamá, los maquillajes. Con mi hermana nos hacíamos sesiones de fotos con ropa vieja de mi mamá, desfiles y podíamos estar todo el día así. Siempre jugaba a ser Valeria Mazza o Julieta Prandi. Mi primer campaña la hice a los 17 años, con la marca “Cloter”, yo no lo podía creer.

Después de eso salí Reina Nacional de los Estudiantes en el 2013 y arrancó mi carrera profesionalmente. Justo la agencia Multitalent fue a presenciar la fiesta y me propusieron empezar a formar parte de su agencia. Tuve muchas reuniones y a principios del 2014 me mudé a Buenos Aires. Fue clave el apoyo y la seguridad que me dieron mis papás, sin ellos nunca hubiese llegado a trabajar de lo que más me gusta en el mundo.

¿Alguna anécdota sobre la pasarela que te haya marcado?

La verdad que no tengo una anecdota puntual, pero si me acuerdo de uno de mis primeros desfiles, creo que con 18 o 19 años, en «Pinamar Moda Look» me habian puestos unos tacos muy altos que me quedaba gigante, con un vestido hermoso con brillos pero muy pesado y me quedaba bastante grande hombreras, pero salí a desfilar con el vestido. A llegar a la punta de la pasarela se me bajó un hombro del vestido y por sueste pude resolverlo rápido. – cuenta Romanini de modo gracioso.

¿Crees que ha cambiado el paradigma de la moda, con respecto a los cuerpos “perfectos”?

Yo creo que el paradigma respecto a los cuerpos perfectos ha cambiado un montón y hoy en día hay muchas marcas que hacen campañas con modelos más grandes de cuerpo, sin mostrar cuerpos tan perfectos o esqueléticos.

Por ahí las modelos que son mucho más flacas y altas, son las de pasarela. También los diseñadores hacen vestidos muy chiquitos. Pero con respecto a la modelo comercial va más en el carisma y la alegría que tramite a fin de comercializar el producto y venderlo llegando a la gente.

¿Cuáles fueron las sesiones que consideras más impactantes hasta aquí en tu carrera?

Siempre quise hacer la campaña de Sweet Victorian, miraba los catálogos o las fotos en los locales y decía “algún día voy a estar ahí”. Con mucho esfuerzo y perseverancia lo cumplí e hice dos campañas para ellos, una de invierno y otra de verano.

El año pasado en diciembre grabé un comercial internacional para Martini. Cuando fui a hacer el casting en el contrato decía “sólo mayores de 25”, yo tenía 23, lo hice igualmente pero dije “Chau, no quedo”. Finalmente después de unos días mi Booker me llama para decirme que había quedado, yo no lo podía creer. Grabamos el comercial en Uruguay, todos los actores eramos argentinos, el director inglés (que trabaja con grandes personajes en el exterior) y la mayoría de las personas que integraban la producción ingleses y franceses. ¡Fue increíble!

¿Nuevos objetivos a cumplir planeados? ¿Algún deseo?

Estoy incursionando en el mundo de la tele, en el programa “Con amigos así” y la verdad estoy muy feliz, me encanta. Es un mundo nuevo. Todos los días aprendo y me suelto un poco más.

Es un gran desafío para mi. En el futuro me encantaría seguir trabajando en la tele, y siempre seguir modelando. Algo que me gustaría mucho sería probar suerte en el exterior, es una meta pendiente que tengo en mi carrera.

Dejanos Tu comentario