fbpx

La obra en el edificio de Las Heras muestra un progreso que supera el 75% y la de Tunuyán está al 50%. Las contratistas continúan con la losa, revoques y la colocación de pisos en las aulas. Sigue el montaje de los techos y la instalación de carpinterías en puertas y ventanas.

Continúa sin demoras la construcción de las escuelas 1-171 Fuerza Aérea Argentina, de Las Heras, y 1-197 Dr. Ventura Gallegos, de Tunuyán. Los trabajos en la escuela ubicada en el distrito El Resguardo muestran un avance que supera el 75%, mientras que en el edificio educativo ubicado sobre la ruta 92, de Colonia Las Rosas, la intervención está al 50%.

De acuerdo con el ritmo de obra que llevan las contratistas en ambas obras, la Subsecretaría de Infraestructura Social Básica tiene previsto concluirlas en los primeros meses de 2020, con el objetivo de que comiencen a utilizarse desde el inicio del próximo ciclo lectivo.

En las escuelas ya se han ejecutado mamposterías, losa, revoques gruesos y finos, y sigue en marcha la colocación de pisos en las aulas. Además, continúan los montajes de las cubiertas de techo, entre otros trabajos.

En el caso de la Fuerza Aérea, también se está colocando la carpintería metálica y rejas en puertas y ventanas y concluyó la ejecución el playón deportivo, al que sólo le restan terminar detalles de demarcación y equipamiento.

Una inversión de $60 millones y un beneficio para más de 600 alumnos

Las intervenciones tienen un presupuesto de $60 millones, financiados con fondos íntegramente provinciales. Beneficiarán a más de 600 alumnos de nivel inicial y primario.

Estos establecimientos educativos esperan una sustitución y ampliación de edificio desde hace al menos cinco años. Con los trabajos que se están realizando han empezado a cristalizarse los anhelos y solicitudes de sus comunidades educativas.

Las instalaciones de la escuela Ventura Gallegos se encontraban con un notorio desgaste ocasionado por el paso del tiempo, dado que el edificio tiene más de 70 años. Y más allá de que ha sido intervenido con reparaciones
menores, ya necesitaba una sustitución de inmueble.

Los trabajos, que tienen un plazo de ejecución de 400 días seguidos, están a cargo de la empresa constructora UTE Iceo SA-Demonte Construcciones SRL.

La Fuerza Aérea, por su parte, enclavada en la calle San Martín al 6400, también presentaba un estado edilicio con inconvenientes estructurales, sobre todo por la antigüedad del edificio lasherino y las filtraciones ocasionadas por
lluvias, que habían dañado techos, muros y hasta instalaciones eléctricas.

Por esta razón, el inmueble viejo debió ser demolido. El nuevo edificio, que tendrá 1.500 metros cuadrados cubiertos divididos en dos plantas, se construye a través de la firma Acotur SA en el mismo predio donde estaba el anterior.

Dejanos Tu comentario