ARCHI_1043863
Estrategia

La arriesgada jugada de Milei: firmaría otro mega DNU si no se aprueba la Ley Ómnibus

Javier Milei intensificó su estrategia para impulsar la Ley Ómnibus, amenazando con un mega decreto si el Congreso no respalda rápidamente. El presidente condicionó la restitución del impuesto a las Ganancias al apoyo legislativo, en una apuesta "todo o nada" para superar la crisis argentina.

El presidente Javier Milei, en una estrategia bastante arriesgada, amenazó con firmar otro mega Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) si el Congreso no aprueba rápidamente la Ley Ómnibus, un proyecto clave para el futuro del país. Milei condicionó incluso la restitución del impuesto a las Ganancias, demandada por los gobernadores, a un respaldo en el Congreso.

Según allegados al presidente, la situación en el Congreso es desafiante, con la falta de números suficientes para respaldar las medidas propuestas en la Ley Ómnibus. Milei, convencido de que la demora parlamentaria puede perjudicar la salida de la crisis, busca aliados para asegurar la aprobación del paquete de leyes en febrero o marzo.

En caso de no lograr la aprobación, el presidente no descarta la firma de otro mega DNU, una herramienta de presión que ya utilizó para desregular la economía. Esta movida, sumada a la posibilidad de un plebiscito, aumenta la tensión en el escenario político argentino.

En las negociaciones, se plantea retrotraer el impuesto a las Ganancias como moneda de cambio para obtener apoyo legislativo. La Casa Rosada aclara que, en caso de recurrir al DNU, temas vedados por la Constitución, como modificaciones impositivas y asuntos electorales o penales, estarán excluidos.

Guillermo Francos, ministro del Interior, y Nicolás Posse, jefe de Gabinete, lideran la búsqueda de aliados parlamentarios junto a Martín Menem y la vicepresidenta Victoria Villarruel. Mientras Milei cuenta con una alta aprobación en las encuestas, la urgencia del presidente se intensifica ante la falta de apoyo territorial y una mayoría en el Congreso.

El presidente reconoce que el tiempo apremia y recuerda el ejemplo de Carlos Menem como parámetro histórico. Sin embargo, la situación actual presenta desafíos adicionales, y la fecha límite del 31 de enero para extraordinarias agrega complejidad a la ecuación.

+ Noticias

servicio meteorológico

Por: Redacción NDI