mendoza-ola-calor-parque-general-san-martinjpg
Pronóstico

Hasta cuándo se extenderá la ola de calor en Mendoza

El inicio de la semana en Mendoza trajo consigo temperaturas cercanas a los 37°, marcando el comienzo de una ola de calor que podría persistir durante toda la semana.

El pronóstico climático para Mendoza indica que la provincia está inmersa en una ola de calor que se prevé extienda durante gran parte de la semana. Este lunes, las temperaturas alcanzaron los 37°, siendo una de las primeras olas de calor de la temporada.

Según la Dirección de Contingencias Climáticas, la situación no cambiará significativamente hasta el sábado, lo que implica que se esperan días consecutivos con temperaturas superiores a los 30°.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anticipa un ascenso de la temperatura este lunes, con una máxima de 37° y una mínima de 20°. Se esperan ráfagas de viento Zonda en precordillera y en el departamento de Malargüe.

Para el martes, se pronostica un cielo parcialmente nublado con precipitaciones aisladas y un leve descenso de la temperatura. Los vientos moderados del sudeste y el viento Zonda en Malargüe persistirán. La temperatura máxima será de 32° y la mínima de 19°.

El miércoles, las temperaturas oscilarán entre una mínima de 18° y una máxima de 31°, mientras que el jueves se espera nubosidad variable con tormentas aisladas hacia la noche, un ascenso de la temperatura y vientos moderados del noreste. La máxima alcanzará los 34° y la mínima será de 18°.

El viernes, el cielo estará algo nublado, con poco cambio en la temperatura y vientos del este. La máxima será de 32° y la mínima de 19°.

Ante esta situación, se han emitido medidas y recomendaciones para la población, incluyendo el consumo abundante de agua, evitar el ejercicio físico al aire libre en horas de sol intenso y permanecer en lugares frescos. También se insta a utilizar ropa suelta, de materiales livianos y colores claros, así como a protegerse del sol con sombreros.

Las personas mayores de 65 años, los niños y aquellos que padecen enfermedades crónicas deben extremar los cuidados. Se recomienda caminar por la sombra al salir a la calle, darse un baño diario, preferentemente en forma de ducha, y mantener una buena nutrición.

Los síntomas a tener en cuenta ante el calor intenso incluyen sudoración excesiva, piel pálida y fresca, sed intensa y sequedad en la boca, calambres musculares, agotamiento, dolores de estómago, inapetencia, náuseas, vómitos, dolores de cabeza, irritabilidad y mareos. En casos graves, como el golpe de calor, se pueden experimentar temperaturas corporales elevadas, piel roja y seca, alteraciones en la respiración y la frecuencia cardíaca, dolor de cabeza pulsante y alteración del estado mental. Se recomienda buscar ayuda médica en caso de síntomas graves.

+ Noticias