fbpx

Su nombre es Ana Florencia Dávila Zarife, tiene 35 años y es de Tunuyán. Su profesión de chef le dio la posibilidad de recorrer el mundo. Actualmente vive reside en Polonia.

Flor nos cuenta su experiencia con la gastronomía.

¿Que países has conocido?

Empecé a viajar desde el año 2007, cuando terminé la carrera de técnico superior en gastronomía en Mendoza. Salió una oferta laboral en USA, en la Florida y a través de una visa J1 me fui, a trabajar a un hotel 5 estrellas en ma Isla Marco Island (el paraíso mismo). En ese lugar encontré el amor por la pastelería, sobre todo Francesa, perfecta y delicada.

Al terminar mi visa, volví a Mendoza, trabaje en varios lugares desde el Hotel Intercontinental hasta 7 fuegos Francis Mallman en Tunuyán, en sus aperturas y di clases en la escuela Islas Malvinas en Mendoza, amo enseñar, transmitir lo que sé y aprendo me hace muy feliz.

Luego de ahí viaje a Paraguay también por trabajo, siempre en la pastelería donde estuve casi tres años, estuve trabajando de encargada de confitería en la empresa Honey, hermosa empresa familiar y también daba clases de Pastelería en O’Hara, una de las primeras escuelas de panadería del país.

Actualmente también por trabajo, llamada por un chef que conozco termine en Varsovia, Polonia…trabaje en la pastelería dem hotel Rialto y luego por remodelaciones cerró y me encuentro trabajando en uno de los pocos grilles Argentinos que existen en Varsovia, podkowa wine depot, donde hago pastelería y cocina.

Lo bueno de esta profesión es la cantidad de chef y personas en el mundo que conoces, y si haces las cosas bien, siempre se acuerdan de vos y te llaman en algún momento de la vida!! Entonces se viaja, aprende y conoce mucho. Desde que estoy acá traté de conocer Polonia, un hermoso país, golpeado y lastimado que se ha levantado enormemente en estos años posteriores a la guerra. Ciudades hermosas como Cracovia, Gdanks, Toruń me falta mucho por recorrer.. He ido a Italia, a Francia, Viena, Praga (república checa), a Bélgica, España. Cada vez que tengo vacaciones me voy a Mendoza. A enseñar porque aca hago cursos con los mejores pasteleros del mundo, me capacito para poder capacitar a otros. Este año estuve en Tunuyán dando hermosos cursos.

¿Cual fue tu impulso para comenzar a viajar?

Mi impulso fue explorar mas sobre la cocina, aprender sobre todo pastelería. Todo lo nuevo, lo moderno, nace por estos lados. La cuna pastelera es España, Barcelona.

Si tuvieras que elegir alguno de los lugares donde estuviste, ¿cuál sería? ¿por qué?

Si tuviera q elegir un lugar de donde estuve para vacaciones seria USA. Para vivir seria Tunuyán. Abrir mi atelier pars enseñar y hacer pastelería en Tunuyán. Pero todavía me falta aprender un poco. Una vez alguien me dijo «Cuando te canses de aprender, abrí tu propio emprendimiento«

¿Que tenes para sugerir de ese lugar a quien lo visite? ¿Alguna comida o lugar que no deberían dejar de visitar?

Para sugerir sobre Polonia tengo muchísimo, me vine sin siquiera saber su idioma, el cual todavía trato de entender. La mayoría de los q visitan Polonia llegan hasta cracovia o hasta los campos de concentración. No llegan hasta Varsovia, hay turismo pero no mucho, y no saben de lo que se pierden. Este país es alucinante, increíble, ordenado, no pasa nada, hay respeto. Se vive y se trabaja sin problema. A veces llega a ser aburrido jajajaaj. Pero me encanta, no se si me quedaría para siempre. Quien quiera venir puede preguntarme lo que necesite. Hay mucho vodka, cerveza y rica comida mas ahora q entra el invierno. Mucha sopa y papa.

¿Cuál es tu aprendizaje o experiencia personal que te ha generado viajar?

Desde que estoy de este lado del planeta he aprendido a valorar mucho mas todo, sobre todo mi infancia, de poder haber sido libre, de haber jugado con mis amigos en la plaza sin tener ejércitos en la puerta. De que mis padres y abuelos me dieran educación libre y gratuita sin imposiciones. De poder ver en la televisión el programa que quisiera. Libertad de hacer y decidir, eso valoro. Acá no se podía!

¿Alguna palabra de aliento a quien aún no se anima a da el paso a viajar?

Quienes quieran viajar, deben hacerlo, haciendo cualquier profesión. No pasa nada, se arriesga mucho, sobre todo por la incertidumbre. Yo siempre que salí lo hice con trabajo ya pautado y papeles, se que eso es muchísima suerte… Pero hay q animarse. Y como siempre digo yo. Adelante, siempre adelante.

Dejanos Tu comentario