fbpx

Por Malena Martínez

Florencia Torres, profesora de Educación Física, trabaja desde hace dos años cuidando la salud y bienestar de las personas que se sumaron al desafío de atender estos aspectos, a través del ejercicio físico.

«Siempre me gustó trabajar para la salud de la gente, creo que es el aspecto más importante de mi trabajo, es en lo que siempre trato de hacer foco, en mejorar la calidad de vida de las personas, que mejoren sus hábitos, que se sientan más fuertes y enérgicos, que suban su autoestima, por suerte ese cambio de hábitos viene emparejado también con una mejora de la estética, que hace a la gente sentir confianza y seguir entrenando».

Fénix, es el gimnasio donde trabaja actualmente, respecto a esto, nos cuenta: «es un gimnasio que abrí en agosto del año 2017, yo recién me recibía de profe, allí empecé con un grupo de 6 personas, con un par de colchonetas y un par de discos, y con el pasar del tiempo fue sumándose más gente». Esto fue debido al «boca en boca» y las referencias de las personas que asistían: «el comentario de la gente y las recomendaciones, hicieron que desde septiembre del año pasado estemos completos, sumando cada vez más horarios y actividades».

También, reflexiona sobre algunas dificultades que a veces tiene la gente en dar el primer paso para comenzar una vida saludable a través de estas prácticas:

«A todos nos cuesta tener constancia y ser disciplinados a la hora de hacer ejercicio, pero considero que es fundamental llevar una vida saludable y es la forma más eficaz de evitar enfermedades y lesiones a largo plazo, en como una inversión pequeña, una horita al día, para evitar tener que hacer grandes gastos a futuros para tratar una patología, además, llevar una vida saludable te carga de energía para tu día a día, refuerza el sistema inmunológico, sentirte fuerte te da confianza para realizar todas las actividades diarias».

Además Florencia, en diálogo con NDI,  cuenta con mucho entusiasmo y energía, cualidades que la identifican, sobre el balance de este año respecto a estas actividades:

«este año ha sido increíble para mí y el Fénix, en lo personal y en lo laboral, se ha sumado muchísima gente a nuestras actividades, ahora no sólo dictamos entrenamiento funcional, hay una profe que da clases de strong zumba, que complementa las actividades que veníamos dictando. Nos hemos fortalecido como grupo, como gimnasio, los alumnos que llevan un buen tiempo entrenando en Fénix, han visto resultados increíbles, me han sorprendido, ellos comentan estos resultados, los comparten con los demás e invitan a otras personas a sumarse a este cambio de vida, he recibido muchas muestras de cariño por parte de ellos, que me motivan a seguir apostando al cuidado de la salud.

La verdad es que llegar al Fénix y ver la cantidad de gente que hay, de edades tan variadas, tenemos alumnos entre 11 y 85 años, entrenando juntos, cada uno a su ritmo, acorde a sus necesidades, pero juntos, ayudándose y motivándose. Me da una satisfacción terrible, y ver su respuesta a todas las actividades que planteamos, siempre dispuestos a intentarlo y a darlo todo en cada entrenamiento me inspiran a seguir capacitándome para poder estar a tono con sus necesidades»

La profesional además de llevar a cabo estas actividades y ser, para muchas personas que asisten al gimnasio, un pilar importante, ya que alienta a superarse, a no rendirse y a ser constantes, comenta que este año comenzó a estudiar. Nuevamente regresó a la universidad para estudiar la carrera de Kinesiología. Todo en pos de brindar un mejor servicio a sus alumnos, quienes recíprocamente, son una motivación en su vida para seguir potenciándose a nivel profesional.

Florencia cierra diciendo que «el 2019 fue sin dudas el mejor año para el Fénix y para mí, y espero con ansias los desafíos que traiga el 2020 esperanzada de qué va a ser mucho mejor todavía».

Dejanos Tu comentario