Nuevamente un Trotamundos nos lleva a la nieve norteamericana. Parece que es uno de los lugares elegidos por cientos de valletanos para incrementar en sus conocimientos de ingles y atreverse a nuevas culturas.

Hoy es el turno de Constanza Banchero, estudiante de Escribanía en la Ciudad de Mendoza que con sus 21 años se atrevió a vivir su experiencia en un «Work and Travel» en Estados Unidos.

Conti, ¿que país pudiste conocer?

Me fui a Vail un centro de ski en Colorado, Estados Unidos y al final del viaje con la plata que había ahorrado durante esos meses, conocí San Francisco con una amiga y dos amigos que nos hicimos en el viaje, Los Angeles, Nueva York y Miami.

¿Cuál fue tu impulso a emprender tu viaje?

Mi principal impulso a hacerlo fue mi hermana, quien lo hizo cuando tenia mi edad, ella fue la que volvió fascinada y me contagio las ganas de conocer Vail.

Además, lo que me llevo a tomar la última decisión, fueron mis ganas de cambiar un poco con la rutina, conocer nuevas personas y de mejorar mi inglés.

Si tuvieras que elegir alguno de los lugares donde estuviste, ¿cuál sería? ¿por qué?

Elegiría el mismo lugar miles de veces mas, o algunos de los centros que están por ahí cerquita. ¡Es un lugar soñado! La gente es super relajada y buena onda. Me transmitía mucha paz.

Aunque a veces se hacía difícil porque trabajaba muchas horas y las temperaturas eran super bajas, cuando volvía a mi casa me daba cuenta lo feliz que era en ese lugar. La felicidad con la que vivía superaba cualquier obstáculo.

¿Que tenés para sugerir de ese lugar a quien lo visite? ¿Alguna comida o lugar que no deberían dejar de visitar?

Si disfrutas de la nieve, de esquiar o hacer ‘snowboard’ tenes que ir a conocer Vail. Todos los días nieva; te levantas y esta todo cubierto otra vez.

Las montañas son terribles, pistas super empinadas, pistas más leves; con saltos, además esquiar entre pinos… hay para todos los gustos. ¡Es lo mejor que he vivido!

Además trabajas todo el día con personas que se terminan haciendo tus hermanos, son como tu familia de allá.

Por último, si tuvieras que dar una palabra de aliento a esa persona que aún no se anima a dar el paso, ¿que le dirías?

Si lo has tenido en mente pero no te animas, ¡tenes que hacerlo! Estoy totalmente segura que si se quiere, se puede.

Cuando yo me decidí empecé a juntar plata, hice de todo, y de a poquito la pude juntar, se me metió en la cabeza y no paré hasta conseguirlo.

Es una experiencia en la que das un giro de 180°. Yo cambié un montón, se me abrió la cabeza, viví situaciones donde se me presentaban problemas y sabia que me las tenía que arreglar y después esa satisfacción de que podía con todo sola no se comparaba con nada.

No todo era alegría, pero todo termino siendo positivo y enriquecedor, de todo aprendí. Salir de la zona de confort es difícil, pero una vez que saliste es increíble. Mas que recomendado.



¿VOS SOS O CONOCES ALGÚN TROTAMUNDO?

Contanos, escribinos a contacto@diariondi.com con el asunto “#Trotamundos”, a través de nuestras redes sociales o en el formulario de esta nota ↓

Dejanos Tu comentario