fbpx

El crédito es una alternativa de financiación para adquirir, por ejemplo, una vivienda o un vehículo u obtener el dinero suficiente que permita realizar arreglos en la casa. Es también utilizada esta opción para la cancelación definitiva de una deuda anterior, entre otros fines.

Acceder al crédito representa una opción clara para alcanzar o cumplir un objetivo del consumidor o grupo familiar. Por esto, la Dirección de Defensa del Consumidor de Mendoza recomienda que, antes de tomar o aceptar un crédito, se considere lo siguiente:

  1. Evalúe su necesidad real de solicitar y tomar un crédito con una entidad bancaria u otra del sistema financiero.
  2. Analice y compare costos del crédito entre entidades. Si con la toma del crédito se incluirá por contrato un producto bancario (caja de ahorro, una cuenta corriente o paquete financiero), el consumidor puede comparar previamente las comisiones de esos productos, haciendo clic acá

Salvo circunstancias ineludibles, el consumidor debería evitar tomar créditos para otras personas, porque este únicamente será responsable de pagarlos.

Acerca de los créditos preaprobados

Los créditos preaprobados que se reciben, generalmente, a través de un llamado telefónico, correo electrónico o publicidad en la cuenta de la tarjeta del banco o casa comercial, suelen llamar la atención del consumidor porque se accede a estos de una manera más simple.

Pero debe tenerse en cuenta que, por ejemplo, un crédito preaprobado no es un regalo sino que el consumidor deberá pagar por este, asumiendo distintas obligaciones por un tiempo determinado.

Además, es importante considerar que la preaprobación de un crédito es un ofrecimiento y no el crédito en sí, por lo que se puede aceptar o rechazar, sin consecuencias para el consumidor.

¿Puede una entidad rechazar mi solicitud de crédito?

Sí, un crédito puede serle negado al consumidor cuando una institución financiera tenga razones objetivas para hacerlo. Por caso, puede rechazar el pedido luego de una evaluación comercial.

De ser rechazada la solicitud, el consumidor puede requerir de la entidad y por escrito que se le brinden las razones objetivas de tal acción.

Por último, la Dirección de Defensa del Consumidor de Mendoza sugiere que, al decidir tomar un crédito, se considere la relación cuota versus ingresos mensuales, para que esa decisión no conlleve luego para el consumidor su morosidad o imposibilidad de pago.

Fuente: Gobierno de Mendoza

Dejanos Tu comentario