tarjetas de credito
nuevas tasas

Baja en los intereses: ¿conviene pagar el mínimo de la tarjeta?

La reducción de la tasa de referencia del Banco Central ha disminuido el costo de refinanciar las tarjetas de crédito.

La reciente baja de la tasa de referencia por parte del Banco Central de la República Argentina (BCRA) ha provocado una disminución en el costo de refinanciar los saldos de las tarjetas de crédito. Hasta hace poco, esta tasa superaba el 200%, una de las más elevadas del sistema financiero argentino.

Esta medida se alinea con la política del Banco Central de reducir gradualmente la tasa de referencia, que desde la semana pasada se fijó en un 40% nominal anual. Este ajuste, el segundo en un mes, ha impulsado a los bancos a reducir también las tasas de préstamos, las cuales han disminuido entre un 18% y un 58% desde diciembre hasta finales de abril.

A finales del año pasado, la situación era muy diferente. En noviembre, el Banco Central autorizó por última vez a los bancos a elevar la tasa nominal anual para tarjetas de crédito a un 122%. Ahora, el costo de refinanciar los saldos de las tarjetas ha comenzado a bajar alrededor de un 10%, aunque el límite del 122% nominal anual para saldos impagos de hasta $200.000 sigue vigente.

Para deudas que superan los $200.000, el costo de refinanciamiento se ajusta a la tasa de las líneas de préstamos personales de cada banco, multiplicada por 1,25. A pesar de la reducción en las tasas, los expertos del sector financiero desaconsejan pagar solo el mínimo del resumen de la tarjeta. Hacerlo puede resultar en una acumulación de deuda considerablemente más alta debido a los intereses acumulados.

+ Noticias