fbpx

Los alumnos de primer y segundo grado de la Escuela 1-684 «Maestro Saturnino Sosa» diseñaron carteles que dejan importantes mensajes para los vecinos y turistas en el Manzano Histórico

Este miércoles, alumnos de primer y segundo grado de dicha escuela, junto a las docentes Analía Anzorena y Marcela Quiroga, intervinieron con carteles en pos del cuidado del ambiente.

Desde las casas de los alumnos, se elaboraron alrededor de 20 carteles, en madera, y con pinturas resistentes, con distintos mensajes que apuntan al cuidado del ambiente, reciclado y cuidado del agua.

«La idea era dejar carteles en el lugar del Manzano porque sabemos que es un lugar muy visitado, dónde vienen personas de otros Departamentos, provincias, inclusive de otros países» explicó Analía.

Las maestras a cargo del proyecto entendieron la necesidad de concientización en torno al cuidado del ambiente. «Sabiendo la cantidad de gente que recibe el Manzano y viendo también la problemática, queríamos hacer toma de conciencia de que la basura no forma parte del paisaje». Agrega una de las docentes.

«Sabemos que estamos luchando por el agua pura en nuestro Departamento, apoyando a la Ley 7722, entonces de jamón algunos mensajes referidos al cuidado del agua».

Está actividad fue el cierre de un proyecto que de vienen trabajando con los alumnos desde el mes de octubre:

Marcela, docente de segundo grado, cuenta que el proyecto de intervención comenzó en octubre, y la iniciativa surge luego de compartir la experiencia de ver la película «Toy Story 4».

«Vimos que aparecía un nuevo personaje en la historia, reciclado, que es el personaje de Forky, desde ahí nosotros comenzamos a ver la basura con otros ojos… A raíz de esto, los chicos elaboraron juguetes con materiales reciclables de plástico, entre ellos vasos, tapitas, envases de productos lácteos, etc… Crearon autos, robots, muñecos, y demás.»
Allí surgió la idea de seguir trabajando con este tema del reciclado.

«También de elaboraron bancos con botellas, y maceteros colgantes»

Actualmente pedimos colaboración a la comunidad, que nos ayude a reciclar, hoy estamos juntando tapitas para hacer nuestro mural dentro del recinto de la institución» apunta Marcela.

Cómo cierre del proyecto, se pensó la idea de realizar una intervención de cartelería en inmediaciones del Manzano Histórico. Para ello, se coordinó con los alumnos de primer grado, quienes desde principio de año, también estuvieron trabajando la temática del reciclado.

Por su parte, Analía, docente de primer grado, nos comenta que trabajó durante todo el año con el proyecto, que implicaba el reciclado de material plástico, en el marco del cuidado del ambiente, en este sentido, lo que se buscó fue reutilizar botellas plásticas para hacer banquitos, destinados al «rincón de lectura», dentro del aula, «si amerita ir al patio, cada uno lleva su banquito y leemos al aire libre».  Otra forma, fue realizar cartucheras con botellas y canteros para las plantas.

«La verdad que fue todo un exito porque apuntando a la parte económica, una cartuchera de botella no se rompe, ocupa poco espacio, demanda poco dinero para realizarla, y se puede reutilizar. Y algunas familias comenzaron a hacer este tipo de banquitos de botellas y dejarlas en sus domicilios, es muy económico, ordenado y bastante liviano para trasladar».

Aprendimos mucho en el viaje.


Visitaron el Museo, el mirador, y la Escuela Manuel Olazábal.
También destacaron el compromiso por parte del personal de la Municipalidad de Tunuyán y personal de gardaparque Fernando Jara que colaboró con la intervención, además de brindar una charla respecto a las problemáticas de la zona.

«El Manzano nos pertenece y debemos cuidarlo entre todos, porque todos somos responsables de mantener el medio ambiente limpio, para un futuro mejor, para ello, hemos empezado desde la base, en la escuela primaria con chicos de primer y segundo grado, para continuar el año que viene… Vamos a seguir apostando el año que viene, trabajando está temática, y esperamos que se sumen otras escuelas a este proyecto, de cuidar lo nuestro y de mirar la basura con otros ojos» cierra Marcela.



Dejanos Tu comentario