En el trotamundos de hoy conoceremos la historia de Alejandro Ronda, un joven vistaflorino de 26 años que estudió la carrera de Contador Publico en la UNCuyo y actualmente se encuentra trabajando en PwC (Price Waterhouse & Coopers) donde realiza auditorias externas de estados financieros en la oficina de Mendoza, la cual le ha permitido viajar dentro del país.

Además, esporádicamente, participa de un proyecto en Buenos Aires, pudiendo viajar fuera del país como auditor de los sistemas de control.

Hace un tiempo se planteó conocer un nuevo lugar por año (dentro o fuera de Argentina), por lo que todos los años planea un viaje como parte de sus vacaciones.

Un «Wanderlust» a todo terreno como lo es Ale, habló con NDI y cuenta su experiencia.

Ale, ¿qué paises has podido conocer?

-.He tenido la suerte de conocer varios lugares y muy variados (ya sea por motivos laborales o por vacaciones) tales como: Chile, Brasil, Bolivia, Perú, Colombia, España, Polonia, República Checa, Alemania, Bélgica, Tailandia, Camboya, Vietnam, Líbano y Jordania, siendo estos dos los últimos que realice como una excelente mezcla de trabajo y vacaciones.

-.¡Y con muchos nuevos países en la mira para los próximos años!

¿Cuál fue tu impulso para viajar?

-.En un principio fui muy cerrado y cuadrado. Pensaba que primero debía recibirme, luego trabajar por varios años para que cercano a los 40 poder comenzar a viajar, luego de haber generado un buen colchón económico. Es por eso que no viaje fuera del país hasta terminar mi cursado en la Facultad (22 años).

¿El impulso a viajar?

-. Creo que fue dado por unas pasantías laborales que hice en Buenos Aires (puntualmente en la empresa que me encuentro trabajando hoy en día), nunca había salido de Mendoza más que a Chile por vacaciones familiares. Ese viaje fue el punto de partida, conocer nuevas personas, distintas formas de pensar y ver el mundo, valerse por sí solo lejos de casa, la sensación de satisfacción al conocer nuevos lugares…creo que esa combinación de cosas generó en mi la necesidad de salir de mi zona de confort más seguido. Claramente fue el punto de partida para todo lo que vino después.

Si tuvieras que elegir alguno de los lugares donde estuviste, ¿cuál sería? ¿por qué?

-.¡Muy difícil pregunta! jaja. Cada lugar tiene su magia, y eso es lo que hace atractivo el viajar.

El no dejar de sorprenderse nunca de las diferentes culturas, costumbres, formas de pensar o actuar de las personas, como así también la belleza natural que tiene cada lugar. Pero si estoy obligado a elegir, si de vivir se trata, creo que elegiría Barcelona (España) y para conocer Cuzco (Perú) o Nin-Binh (Vietnam).

¿Que tenes para sugerir a quien visite esos países? ¿Alguna comida o lugar que no deberían dejar de visitar?

-.Otra pregunta difícil. Aconsejo siempre hacer una buena búsqueda en Internet (foros varios, tripadvisor, oficinas de tours locales, etc.) de las mejores 10 cosas que ver/hacer en cada lugar antes de viajar.

Otra de las cosas muy útiles es buscar hacer un Free Walking Tour dentro de los primeros días (si es que el lugar cuenta con algo así), estos tours son gratuitos (al final uno da propina al guía si es que lo desea) y suele mostrarte las principales cosas de una ciudad, además de darte buenos tips de lugares donde ir a comer o tomar algo.

Sino, al llegar al hotel/hostel, consultar a la gente local por recomendaciones. No hay nada mejor que esos consejos para poder vivir realmente la experiencia local del lugar.

Si es por mencionar algo de los lugares anteriores.

  • Barcelona: ir a la Boqueria (feria de comidas en el medio de la Rambla).
  • Cuzco: se cae de maduro que debe hacerse un buen tour al Machu Pichu y vivir su magia. Pero si de comidas se trata, creo que el museo del chocolate es muy interesante.
  • Nin-binh: ver el atardecer sobre la montaña Mua Caves con una gran vista panorámica de todo el pueblo y disfrutar el café vietnamita en todas sus variedades.

¿Cuál crees que es el aprendizaje o cambio personal que te genera viajar?

-.Uno nunca deja de aprender de los demás, el mundo es una fuente infinita de retroalimentación con cada lugar, su historia y su gente. Y eso se refleja en la persona que uno va formando con el paso del tiempo.

Viajar me ha hecho ser más flexible a los cambios y a disfrutar los pequeños detalles y placeres que te da la vida (como puede ser una simple ducha con agua caliente después de un largo día de caminata). También me ha hecho aceptar mucho más al otro, a entender que todos somos diferentes, con distintas culturas, orígenes, formas de pensar, gustos, objetivos, etc.

Por último, si tuvieras que dar una palabra de aliento a esa persona que aún no se anima a dar el paso, ¿que le dirías?

-.¡Adelante! ¡El mundo está hecho para satisfacer los sueños de todos! Hay que permitirnos conocerlo, disfrutarlo y cuidarlo en el proceso.

El primer paso suele ser difícil, pero considero que salir de la zona de confort es sumamente importante en todos los ámbitos para permitirnos aprender, crecer y lograr ser una mejor versión de nosotros mismos.

No va a haber derroche de ningún tipo. Y como dice la frase: «viajar es lo único que te hace gastar dinero y ser aún más rico».

Una amplia galería de fotos de Ale podes encontrar en su Instagram ingresando acá

Dejanos Tu comentario